Transición Interior

om

La Transición

La transición y el cambio son permanentes. Es ley. El sentido de las transformaciones es lo que cambia. El curso del destino depende de nuestra voluntad. Despertar la atención hacia aquellas formas de organización que promueven una escucha profunda al sagrado momento que vivimos es parte de la sabiduría que resuena en el Universo. De eso se nutre el movimiento de transición.

Actualmente, la crisis de los paradigmas nos indica que asistimos a una época grande. Nos plegamos a quienes declaran que el acontecimiento planetario actual es una evolución masiva de conciencia. El peligro que mueve este despertar sigue siendo enorme. La supervivencia de muchas especies está en juego, muchas especies se extinguen a diario y el miedo y la ignorancia son grandes maestros, por lo cual el desafío nos llama a ser diligentes con nuestra capacitación. Ser felices en el camino es la consigna.

La permacultura, como ciencia de diseño ha apoyado este proceso puesto que brinda un modo de pensar holístico. Las huertas urbanas, las campañas de las comunidades contra la contaminación que producen las empresas mineras o la Gran Industria y la expansión del cuidado por semillas libres de agrotóxicos son aristas de esta Transición Visible. Ciertamente, muchas otras fuentes de sabiduría convergen en manifestaciones visibles de la transición.

En estas experiencias que conocemos, una primera consideración que surge de aquellos barrios, pueblos o iniciativas donde se lleva adelante con éxito un proyecto de Transición, es la necesidad de contención que requerimos quienes nos involucramos. Ocurre que aquello que estamos transformando son, ni más, ni menos, que nuestros patrones de pensamiento y de conducta. Abandonamos la comodidad del mundo, porque ese mundo nos lleva al despeñadero. Entramos al camino donde lo valorable es descubrir el presente. Ya no vale la pena esforzarse por la ilusión. Esa magia es de la vieja escuela. La nueva aventura se encuentra en el espejo mágico y en cada segundo.

Por lo tanto, dejan de ser ciertas las afirmaciones que se nos enseñaron para ser felices. Ni el éxito económico, ni el prestigio, ni la posición social nos entregan hoy el sentido de la realización. Frente a eso tenemos la solidaridad como un valor a encarnar. El desaprendizaje y el nuevo aprendizaje, implican una gran tarea e involucran un costo emocional y por ello hablamos con tanto énfasis de la Transición Interior. Sobre todo, si sumamos que todo lo anterior todavía va a contra-corriente de la tendencia que promueven las Grandes Corporaciones y su poder mediático que es capaz de forjar fuertes imaginarios.

La ecuación da lo siguiente: El proceso requiere de tanta determinación que la ternura es vital. Impregnar el mundo con la acogedora perspectiva femenina es una tarea de todos nosotros.

La espiritualidad adquiere significación.

En definitiva, el relato emergente nos pide que cada Ser Humano descubra su verdadera naturaleza. El autoconocimiento nos lleva a palabras mayores, a observar al observador. ¿Quién soy? Responder esta pregunta nos invita a creer. Es una pregunta que nos llama la atención. Nos llama a cultivar la atención, permanentemente. Así, podemos crear. Permitiremos la Creación. Somos Uno. Somos Paz. Somos Amor. ¡Asumámoslo! Estamos llamados a cumplir un rol con el cual autorealizarnos y que sintonice con las grandes cuestiones que aquejan a la Humanidad. Lograr Justicia, cuidar la Tierra y cuidar a los seres vivientes. Ahora bien, esa gran contribución ocurre solamente en la épica de ser cuidadosos en nuestros gestos. ¡Por eso cultivemos la atención! Descubramos el poder del silencio.

Aparece un mundo mágico. Detectamos el poder de la meditación, de la intención y el poder de la palabra. Descubrimos la trascendencia del conocimiento verdadero y por ello, adquieren importancia los consejos de las personas sabias.- Porque pueden facilitar nuestra comprensión y hacer nuestro camino hacia lo trascendente feliz.

image

En nuestro territorio existe un nodo oficial de Transición que conecta con el movimiento global. Este movimiento ha dado ideas muy sencillas para que organicemos entre todos, este cambio y lo hagamos en plena conciencia de las posibilidades reales de victoria. Nuestra convicción es que es posible, en esta generación transformar una sociedad decadente en una sociedad donde reine la armonía y el cuidado entre los unos y los otros. El buen vivir es una aspiración que comienza en cada respiración.

Este movimiento por una parte podemos decir que no tiene Guía, que es un caos. Pero en lo que se refiere al movimiento de ecoaldeas y de permacultura podemos decir que se aglutina a través de cursos que se han ido diseñando entre todos. De este modo, hemos aprendido a hablar con códigos con los cuales muchas de nuestras iniciativas han adquirido presencia e influencia. A modo de ejemplo, un noticiario británico señaló que el “Manual de Transición” de Rob Hopkins fue el libro más leído por los parlamentarios de Inglaterra el verano pasado.

Asimismo, este movimiento de Transición conecta con otra herramienta social: Dragon Dreaming, ya que esta metodología promueve co-crear nuestros proyectos honrando al genio colectivo. Podemos decir que la expansión de las ideas fuerza del MOVIMIENTO DE TRANSICIÓN se logró gracias a la aplicación de DRAGON DREAMING al proyecto. El fundador de las ideas iniciales dejó morir su proyecto , para que apareciera el nuestro.

Este curso de Transición es una excelente oportunidad para adquirir herramientas con las cuales integrarse a un movimiento global de agentes de cambio o bien, para volver a compartir la dicha del aprendizaje en comunidad. Bienvenidos: Naturagentes.

Escriban a innerpucon@gmail.com Para mayores antecedentes de este curso.




Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: